¿Cómo interpretar las etiquetas de los Alimentos?

Resulta interesante ir al supermercado y ver cómo la gente selecciona los productos alimenticios que compra, ya que existen diferentes criterios a la hora de elegir: el precio, la presentación, el diseño, la practicidad, la marca… son muchas variables intencionadas con objetivos comerciales que muchas veces confunden y tienden a desviar la atención de lo realmente importante, satisfacer una necesidad nutricional, que es la razón de Ser de un alimento. Por esto, hemos preparado este post, para que puedas enfocarte en la información relevante que te permita tomar decisiones inteligentes de compra.

Que debo tener en cuenta al leer un empaque?

Identifica el diferencial y las declaraciones de salud. En mercadeo, se suele resaltar el valor agregado del producto (Ej. Natural, Sin conservantes, etc…), esto te da una noción del tipo de empresa y producto que tienes en frente. En cuanto a las declaraciones de salud1, según la reglamentación colombiana del Ministerio de Protección Social, tienen que estar científicamente soportadas, por lo que si encuentras productos que te prometen reducir el riesgo de padecer enfermedades, asegúrate de que está soportado científicamente, no comas cuento!

Lee los ingredientes: Asegúrate de que ese diferencial es real, para eso debes revisar los ingredientes y lo primero que debes saber al respecto, es que, según la legislación, los ingredientes deben estar en orden decreciente según la cantidad, por lo tanto, el primero que aparece, estará presente en el producto en mayor cantidad (no es casualidad que en muchos casos sea el Azúcar, jarabe, glucosa, fructosa etc.).

Diferencia los ingredientes, aditivos y enriquecedores. Todos los enriquecedores son aditivos y todos los aditivos son ingredientes, pero no todos los ingredientes son aditivos, por tanto, considera los aditivos como las sustancias que tienen como función, mejorar las características de sabor, olor, color, emulsión, conservación, estabilización, gelificacion, humectación, etc…, los cuales, por lo general encuentras de ultimas en la lista por ser añadidos en pequeñas cantidades.lo: e estos enriquecedores iquecidos, recuerda que un exceso en el consumo de estos oligoelementos puede ser tan contraprod Debes tener en cuenta que estos aditivos pueden ser naturales (ej. lecitina de soya) o artificiales (ej. benzoato de sodio). La opinión pública, por lo general tiene mitos alrededor de los aditivos, muchas veces sin fundamento, por lo cual, te invito a ser crítico y a ampliar tu información para que tengas tus argumentos claros respecto al tema.
Lee Aditivos: Mitos y realidades

En cuanto a los enriquecedores, son las sustancias añadidas para cubrir deficiencias en la alimentación de un colectivo, como las vitaminas, minerales, proteínas, aminoácidos y ácidos grasos esenciales, lo que no significa que tú también los necesites, eso depende de tu dieta, además, si sueles incluir alimentos enriquecidos, recuerda que un exceso en el consumo de estos oligoelementos puede ser tan contraproducente como su carencia. (ej. Calcio, hierro, omega 3)

Descifra el cuadro de Información Nutricional

Después de seguir estos sencillos pasos, tendrás más herramientas para decidir qué productos pueden ser benéficos para tu cuerpo, sin embargo, se trata de ser consciente no solo de lo que compras, sino de que cuando lo comes, te sirve, por lo que, es importante que te observes y notes las reacciones de tu cuerpo, ya que es quien tiene la última palabra. Hay alimentos que, pese a sus sanos ingredientes, pueden resultar pesados para algunas personas ya que el metabolismo de cada cuerpo es diferente. Tu cuerpo es tu médico personal, escúchalo, cada síntoma que aparece en él, es una manifestación de que algo no está funcionando bien en ti y tratar de callarlo con medicamentos no soluciona el problema.

«Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento» – Hipócrates

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *